No es ello, eres tú.

ball-605592_1920

No cuestiones el sentido de lo que ocurre. Pregúntate qué estoy dejando de ver que hace que justo eso sea perfecto.

Cada vez que nos quejamos, estamos afirmando que nuestra idea de lo que las cosas deberían ser es mejor que la forma que han tomado. Por lo tanto, estamos creyéndonos superiores a la realidad.

Y si la realidad es perfecta –como afirman los místicos que han logrado ver más allá del velo-, tiene más sentido preguntarnos qué parte no estamos viendo, es decir, qué vería en este escenario un místico que le haría saber que lo que está ocurriendo es sin duda la mejor opción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *