LA RECETA DE LA FELICIDAD

woman-570883_1920

La felicidad llega si perdonamos el pasado, aceptamos el presente y manifestamos el futuro.

Es evidente que no podemos ser libres en el presente si no hemos perdonado nuestro pasado.

Como también lo es que no podemos ser felices sin aceptar nuestra realidad presente, sea cual fuere.

Y como nuestra naturaleza nos pide mejorar nuestra vida y nuestro mundo, tampoco seremos felices si no ponemos nuestro granito de arena para imaginar, visualizar y cocrear un futuro más armónico.

Ninguna de estas fases es fácil: nos cuesta perdonar, nos cuesta aceptar y nos cuesta manifestar. Pero las buenas noticias es que estas facultades son como músculos, y solo necesitamos ejercitarlas un poco para que formen parte de nuestros hábitos, y nos proporcionen esa felicidad que está más cerca de lo que pensamos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *